Editorial infantil y juvenil para la Generación Touch

El Secreto de Alejandro

Alejandro es un adolescente que acaba de cumplir doce años, y recibe un regalo «especial» que no esperaba. Su madre lo obsequia con un diario para que todos los días escriba las cosas interesantes que le vayan sucediendo. Alejandro se sorprende tanto que no sabe qué decir, pero a lo que no está dispuesto es a escribir más de lo que ya escribe en el colegio. Sin embargo, poco después lo piensa mejor, y cree que puede ser divertido anotar en él todos sus secretos, aquellas cosas que no se le cuentan a nadie. Entonces decide comenzar a escribir, pero en lugar de hacerlo todos los días, lo hará cada semana; por eso, en vez de llamarlo «diario», lo llamará «semanario». A la vez que va escribiendo, Alejandro comienza a reflexionar sobre muchas cosas: la ilusión de su primer amor, la relación con sus nuevos amigos inmigrantes, el justo reparto de las tareas de su casa, la poca importancia que a veces tiene el dinero para ciertas cosas, el verdadero valor de la amistad y de la familia? En definitiva, el «semanario» ayudará a Alejandro a descubrir muchas cosas que, antes de comenzar a escribirlo, pasaban desapercibidas: sus sueños, descubrimientos, anhelos, dudas y preocupaciones, los problemas reales de un niño de doce años.

Ilustrador
Colección
10 suricatos
Materia
Narrativa infantil
Idioma
  • Castellano
EAN
9788496870789
ISBN
978-84-96870-78-9
Páginas
126
Ancho
14 cm
Alto
20 cm
Edición
2
Fecha publicación
01-06-2012
Tapa blanda F
10,00 € Añadir al carrito

Sobre María Domínguez Márquez

  • María Domínguez Márquez
    Tiene 18 libros de narrativa y poesía publicados, casi todos dedicados al público infantil. Viaja con su cuentacuentos «La magia de las pompas», recitando sus poemas y cuentos por colegios y bibliotecas. Imparte ponencias y cursos dirigidos a padres, madres y profesorado, sobre A... Ver más sobre el autor

Sobre José María Clémen

  • José María Clémen
    Solía ver a mi padre en su mesa de dibujo, con sus papeles, reglas y lápices. Dibujaba cómics y había en su estudio una colección inapreciable de éstos, la mayoría de ellos norteamericanos con dibujantes como Alex Raymond, Frank Frazetta, Harold Foster, etc Y a pesar de que las t... Ver más sobre el autor

Libros relacionados