Editorial infantil y juvenil para la Generación Touch

Entrevista a Aroa Mateo: «Podemos aprender a decidir cómo nos sentimos».

La psicóloga Aroa Mateo, de El Vendrell, ha escrito un libro dirigido a niños para que aprendan a identificar sus emociones y a controlarlas. Lo presentará esta tarde (17 horas) en La Lira de El Vendrell.


¿Qué es el mando de las emociones?
La capacidad que tenemos para controlar la afectación de determinadas situaciones.

Algo así como saber cerrar la escotilla que nos inunda.
Las emociones son necesarias. Necesitamos sentir. No somos de piedra. Pero hay que saber poner límites para que las emociones no nos controlen.

Tenemos grandes conocimientos técnicos, pero la inteligencia emocional es una asignatura pendiente.
No nos enseñan a gestionar las emociones. A reaccionar ante situaciones. No sabemos ni explicar lo que sentimos ni por qué nos sentimos de alguna manera.

¿Cuándo se planteó el libro para los niños?
Por los casos que llegaban a la consulta. Un día un chaval que jugaba a fútbol explicó que se bloqueaba al escuchar gritar a los padres que veían el partido. Esa influencia externa le afectaba. Lo primero que pretendí es que intentasen conocer sus emociones.

No hay peor tormenta que la que nos montamos solitos en la cabeza.
Hemos de aprender a frenar esa tormenta que nos bloquea y que nos hace creer que no podemos. Hemos de aprender a usar el mando para poner freno a lo negativo.

O a dejar pasar lo justo. Hoy una negativa nos frustra.
Controlar las emociones nos hace saber aprender de lo que nos parece malo. Hay que ganar inteligencia emocional. Se logra entrenándola, como cualquier deporte. Aprender a sacarse la emoción de encima para dejar de sentirse mal. Decidir dónde poner el límite.

¿Por qué los propios pensamientos son en gran parte paralizantes?
El 90% de los pensamientos que tenemos durante el día son repetitivos. Y muchos nos dicen «no puedes». Pues sí que podemos, pero hemos de aprender a creérnoslo.

Además de las tormentas propias también están las que vienen de fuera.
Hay que aprender a decidir cómo me siento yo y no cómo los demás quieren que me sienta. Nadie debe decirnos cómo debemos sentirnos.

Muchos se dejan llevar por las emociones desbordadas.

Hay que aprender a afrontarlas. Porque resistir siempre causa estrés y tensión. Cuando dominas a tus emociones, tu calidad de vida cambia.

¿Ese estrés y tensión puede generar enfermedades?
Los desequilibrios psíquicos solemos somatizarlos.

Pues no parece un libro sólo para niños...
Las ilustraciones permiten que entiendan los conceptos, pero también ayuda a adultos.