Editorial BABIDI-BÚ

Editorial infantil y juvenil para la Generación Touch

Entrevista a Israel Campos en El aventurero de papel

  • Fecha:23-01-2016

A continuación, compartimos con vosotros la entrevista que le realizaron a nuestro escritor, Israel Campos, autor de El misterio de la fórmula robada y La máquina cambiante, los compañeros de El aventurero de papel. 


¿Podrías hablarnos un poco sobre ti y sobre tu trayectoria como escritor?

Vamos allá. Mi nombre es Israel Campos y soy escritor e ilustrador de novelas infantiles y juveniles. Vivo en Madrid pero, a veces, en más ocasiones de lo que parece, suelo viajar a una galaxia muy, muy lejana y me lo paso pipa allí.

Comencé a escribir desde muy niño y, si bien de más jovencito quería ser dibujante y guionista de cómics (los cómics me entusiasman) al final me decanté por la novela para niños. ¿Por qué? Pues es difícil de explicar. Digamos que es algo que siempre estuvo ahí y que, cual delicioso bollo de chocolate, no me importa repetir una y otra vez. Además, es un género muy divertido porque todo es más loco que en la llamada ?literatura para adultos?.

En la actualidad tengo publicadas ?La máquina cambiante? con Babidi-Bú Libros y ?El misterio de la fórmula robada? para Algar editorial. En breve saldrá ?La máquina voladora?, segundo episodio de La máquina cambiante en el que, además, me encargaré de las ilustraciones. Colaboro también con la revistaEnSueño (he ilustrado la portada del número dos) y tengo un blog llamado Galaxia de letras donde publico noticias de mis libros, dibujos y hago recomendaciones para niños, mamis y papis.

¿Qué nos encontraremos en tus dos novelas La máquina cambiante y El misterio de la fórmula robada?

¡Ufff! Pregunta delicada para un escritor. Tratando de resumir un poco, en ambas va a haber muchas aventuras, mucho humor y alguna que otra sorpresita. La máquina cambiante es una novelita de aventuras con inventores chiflados, otros malvados e inventos increíbles. El misterio de la fórmula robada es mi pequeño homenaje a las obras de Agatha Christie y a las aventuras de Sherlock Holmes. Ah, y hay galletas, chuches y muchas cosas deliciosas. Suma a eso pistas muy misteriosas para tratar de averiguar un caso. Y, como dijo alguien, hasta aquí puedo leer.

¿En qué género se enmarcan y a qué público va dirigido?

Ambas son novelas infantiles. La máquina cambiante es una historia de aventuras donde los personajes se enfrentan a mil peligros que van desde ladrones de carros a osos enormes pasando por reyes que hablan en verso. El misterio de la fórmula robada es una historia moderna de detectives que, por cierto, es un género que nunca pasa de moda. La máquina cambiante está destinada a niños a partir de ocho años y El misterio de fórmula robada a partir de diez. Aún así, conozco niños de cuarenta (¡y más aún!) que las han leído?

¿Qué nos puedes contar sobre los protagonistas de ambos libros?

La máquina cambiante es la historia de un maestro inventor y su discípulo y de la lucha de estos contra otro inventor muy malvado. La relación maestro discípulo es algo que siempre me ha atraído mucho, creo que por la influencia de la saga de La guerra de las galaxias (Obi Wan/Luke, Obi Wan/Anakin) Claro que aquí no hay espadas láser... El profesor Torrón es el típico sabio despistado con su punto de chifladura. Santiago, su alumno, es la voz de la razón y pasa por mil peligros para salvar a su maestro. El enemigo de ambos es el malvado profesor Escorbuto, que es malo, retorcido y le come la cochina envidia. Además, tiene un ayudante lelo y cabezón llamado Malasaña.

En el misterio de la fórmula robada conocemos a Sandra y Pedro, que son hermanos que se llevan como el perro y el gato. Ella es fan de los libros y él de la Play. Lo mejor es que a ambos les unirá la pasión que sienten por Sherlock Holmes para solucionar el robo de la fórmula de una galleta súper deliciosa.

¿Habrá secuela de alguna de ellas o tienes previsto escribir nuevas aventuras?

¡Síiiiiiiii! Hace unos días me confirmaron que Babidi-Bú libros publicará el segundo episodio de La máquina cambiante: La máquina voladora. Y en ella, pasan máaaaas cosas que en el libro anterior, con más humor y más personajes.

¿De dónde te vino la inspiración para escribir La máquina cambiante y El misterio de la fórmula robada?

La máquina cambiante se me ocurrió después de un primer intento de escribir un libro para niños. En este, había batallas, explosiones y naves disparando. Tras ello, pensé, ?tengo que idear algo más para niños? Y de ahí pasé a La máquina? A fin de cuentas, ¿qué hay más para niños que un hombre con el cerebro de un perro y un perro con el cerebro de un hombre?

El misterio de la fórmula robada surgió porque quería hacer una historia llena de pistas falsas, donde los personajes investigasen y hubiera una sorpresa al final. Por eso y porque me encanta Sherlock Holmes.

Libros y/o autores predilectos. ¿Alguno que te haya marcado especialmente?

Muchos, muchos, muchos? ¿Libros? Ahí van unos pocos: Fray Perico, El pirata Garrapata, toda la obra de Julio Verne, La saga Harry Potter, Shakespeare al completo? Si tuviera que escoger una obra para llevármela como lectura en un viaje espacial, sería Hamlet.

¿Y autores? A patadas: Julio Verne, Laura Gallego, Pérez-reverte, Shakespeare, J. J. Benítez, Paloma Bordons, Juan Muñoz, C.S Lewis, Poe, Michael Ende? Y, sin intención de ser hortera, considero a Roald Dahl mi maestro o, como poco, fuente de continua inspiración.

Y ya que he soltado todo lo que he soltado, no puedo olvidar mis amados cómics: Flash Gordon, The Spirit, Torpedo 1936, Astérix, Mortadelo y Filemón, toda la escudería Marvel y D.C (Superman me entusiasma) y muchos más que me dejo en el tintero.

¿Cómo es escribir para niños y adolescentes? ¿Mejor o peor que si fuera para adultos?

Escribir para niños me encanta pero ahí va un secreto: es mucho más difícil de lo que puede parecer. Hay muchos que creen que los niños tragan con cualquier cosa y, ojo, que no es así. Ser pequeño no quiere decir ser idiota. Eso sí, inventar historias para ellos es muy divertido porque todo es más loco y no hay límites. Puedes meter a una bruja, un camello y una abuela sorda en una historia súper divertida y ¡todo puede tener sentido! La lógica y la razón las dejamos para las historias de adultos. Por supuesto, hay que respetar todos los campos.

¿Siempre supiste que querías ser escritor e ilustrador? ¿Cómo fue todo eso?

Lo supe cuando tenía cinco años y salí del cine después de ver El Imperio contraataca (¿se nota que soy un apasionado de La guerra de las galaxias?) Aquella película me marcó; no solo por las naves o por los monstruos, sino por todo lo que contaba y cómo lo contaba. El impacto emocional que supuso me hizo decidir que iba a dedicar mi vida a intentar inventar historias tan buenas como esa. Primero creaba mis propios cómics, luego aprendí a escribirlos y dibujarlos y aquello derivó en las novelas.

¿Qué rutina o manías tienes a la hora de escribir? ¿Eres muy sistemático o, por el contrario, muy caótico?

¡Otra pregunta estrella! Siempre parto de una idea que, de veras, me fascine. Suelo hacer montones de resúmenes añadiendo, quitando, cambiado? Me gusta tener las cosas muy claras y puedo hacer doce, catorce resúmenes. No soy de los de ponerme frente a la hoja en blanco y esperar a ver qué pasa. Una vez conforme con la historia, es cuando me pongo a escribirla, intentado dejar con ganas de más al lector al final de cada capítulo. Mientras estoy con un libro pienso de manera constante en él, en escenas, personajes, sorpresas? Y, como manía, ahí va una: escribo una primera versión del libro siempre con pluma. ¡Me encanta lo suave que resultan al escribir! Lo de apretar las teclas del ordenador viene luego. Ah, y, ya puestos, me encanta escribir por la noche. Será que tengo algo de vampiro?

¿Cuánto te llevó escribir La máquina cambiante y El misterio de la fórmula robada?

Unos seis o siete meses.

¿A la hora de publicar te encontraste con muchos obstáculos? ¿Cómo fue?

Publicar es siempre una aventura. Hay mucha gente que cree que, cuando publicas un libro, los demás vienen por arte de magia. ¡Nada de eso! Hay que enviar el libro a muchos, muchos sitios, llamar a muchas puertas y mandar muchos emails. Eso sí, sabiendo y escogiendo bien todos ellos. Y, por supuesto, siempre hay que pensar que una negativa no quiere decir que tu libro no valga. Con La máquina cambiante y El misterio de la fórmula robada el proceso fue el mismo: mandé un par de capítulos. Al poco, pidieron más. Luego, la obra entera y, al final? ¡bingo!

¿Le darías algún consejo a aquellos que sueñan con convertirse en escritores?

No soy de consejos pero sí les puedo decir lo que yo hago: no rendirme jamás y trabajar todos los días. Si algo no gusta del todo, es tan sencillo como volver a reescribirlo. Y lo de leer mucho es algo tan evidente que sobra decirlo.

¿Y los que quieran ser ilustradores?

Igual que lo anterior. Eso sí, a mí me encanta experimentar y ?jugar? con todos los materiales a mi alcance. Y nunca subestimar el poder de un lápiz o una pintura de madera de toda la vida.

¿Tienes alguna web o blog desde donde tus potenciales lectores puedan informarse más sobre tus obras? ¿En qué redes sociales podemos encontrarte?

¡Por supuesto!

Mi blog se llama Galaxia de letras y en él publico noticias de mis libros, ilustraciones y muestro tutoriales del proceso de realización de mis dibujos. Además, me gusta hacer recomendaciones para los lectores más peques y sus papis y mamis. Este es el enlace: http://galaxiadeletras.blogspot.com.es/.

¡Y hay más!

Facebook: https://www.facebook.com/galaxia.deletras.
YouTube: https://www.youtube.com/c/israelcamposgalaxiadeletras
Tumbrl: galaxiadeletrasposts

¿Dónde podemos adquirir La máquina cambiante y El misterio de la fórmula robada?

En cualquier librería y centros como La casa del libro o El corte Inglés.

Claro está, están disponibles en las tiendas virtuales de las editoriales:

La máquina cambiante:
http://www.babidibulibros.com/La-Maquina-Cambiante.htm

El misterio de la fórmula robada: http://www.algareditorial.com/ficha-libros-catalogo/items/el-misterio-de-la-formula-robada.html

Por último, ¿qué le dirías a nuestros lectores para que se animen a leer La máquina cambiante y El misterio de la fórmula robada?

Si queréis pasar un ratito muuuuy divertido, os espero en las páginas de los libros. Y estaré encantado de hablar con vosotros a través de mi blog.