Editorial BABIDI-BÚ

Editorial infantil y juvenil para la Generación Touch

Primer taller de cuento de Mundo Abisal

  • Fecha:31-05-2016

Mundo abisal sigue demostrando un juego sin igual entre los pequeños. El libro de Virginia Romero y Patricia Saavedra cautiva a los pequeños como así lo percibieron las autoras en el taller de cuento que celebraron el pasado fin de semana en Square Espacio Cultural en A Coruña. Fue el primero que realizaron y se tornó en una experiencia inigualable, una propia aventura abisal para la propia escritora como así lo contó en su blog. Los chicos realizaron textos y dibujos sobre el libro a partir de la lectura que Virginia realizó y la imaginación de los niños echó a volar. Así nos cuenta como se desarrolló el primer taller de cuento de Mundo Abisal Virginia Romero: "Primero yo les leí las primeras páginas del libro Mundo abisal y les puse al tanto del libro y de la historia basada en sus propias elecciones. Seguidamente les invité a escribir un texto donde cada uno creara su propia aventura en base a su elección. Para facilitar la labor llevamos dos bolsas, una con nombres de personajes del libro y otra con palabras relativas al mar, muchas de ellas aparecen en las notas al final del libro; algunas de ellas no las conocían, pero precisamente era eso lo que pretendía, incentivar su curiosidad, como así fue. ¡Querían saber! Tuvieron un ratito para escribir y cuando acabaron, se pusieron manos a la obra con Patricia para dibujar la portada de su cuento en una cartulina doblada a la mitad. Ella les fue guiando y aconsejando de maravilla, y hasta alguna alumna aventajada se llevó de regalo una sirena abisal dibujada por Patricia. Mientras tanto yo me deleitaba leyendo sus historias abisales. Debido a lo ajustado del tiempo, tan solo una hora, algunas historias y dibujos quedaron a medias, así que ahora seguro que muchos de ellos estarán coloreando sus portadas y pasando a limpio sus escritos en la mitad interior de la cartulina. Tanto Patricia como yo quedamos muy contentas con el desarrollo del taller y con la buena actitud de los chavales, así como con el interés entre niños y mayores. Así que quién sabe... quizá haya más talleres abisales".