Editorial infantil y juvenil para la Generación Touch

Como conocí a mis papás

Carlos, un niño que está a punto de nacer, no entiende qué está pasando a su alrededor. Nos va a ir narrando sus vivencias hasta que, por fin, comprende qué está sucediendo y puede ver la cara de sus papás. Va explicando de una manera sencilla, en prosa rimada, que el recién nacido no nace con todos los sentidos desarrollados, sino que los va adquiriendo poco a poco, siendo el de la vista el último en desarrollarse, y al hacerlo logra ver a sus primeras figuras de apego.

VALORES IMPLÍCITOS:
El amor y cariño de los padres a los hijos, y viceversa, es instintivo e incondicional. Cada uno puede sentirse identificado en la postura de los padres o del hijo, ya que imagina sus vivencias personales plasmadas en este cuento.
Va dirigido a niños, futuros papás, papás primerizos, papás veteranos…, es decir, a todos los públicos.

Idioma
  • Castellano