De todas las mujeres que habitan en mí

De todas las mujeres que habitan en mí,
juro que hay algunas que yo ni conozco.
Inevitablemente ya me acostumbré
a dejar a la izquierda lo que no controlo.

Dices que hace tiempo que no estoy aquí.
Acaba de caer un jarro de agua fría…
En este túnel nadie nos podrá escuchar,
no hay cobertura de tu boca a la mía.

Inventas una excusa más y te lamentas,
mi «lector de ojos» no te encuentra,
como sí que encuentra tu intención.

Accedes a mi manual de «tú no puedes»,
detectas el fallo y te me creces.
Vas al rojo ganador. Vas al rojo ganador.

Es demasiado tarde para dar la vuelta,
demasiado pronto para saber quién soy.
Mi vida se quedó rondando alguna puerta.
Alguna puerta, pero también saltó a PLENO PULMÓN.

Las tornas van cambiando y yo no pido cuentas,
en más de una ocasión me he jodido yo.
Vencí al delirio por la escuadra y sin grandeza,
y nos vamos a la cama, sigue siendo “nos”.

De todas las mujeres que habitan en mí,
juro que hay algunas que yo ni conozco.

V. Martín, Inventas.

Estos bellos versos componen el primer single del inminente próximo disco de la cantautora Vanesa Martín. No necesitan música para ser, por sí solos, un canto a las mujeres libres, a las que SON por sí mismas, a pesar de todas las piedras que pueda haber en el camino. A las mujeres que dicen NO. A las mujeres que dicen BASTA. A las mujeres que dicen ADIÓS. A las mujeres que aprenden. A las mujeres que están continuamente en tránsito. A las mujeres que tienen miedo, pero que no se dejan vencer por él. A las mujeres que nunca dejarán de querer amar y que transforman el dolor en evolución.

Los versos hablan de las distintas capas que tiene una mujer para sobrevivir a sus circunstancias, renaciendo de sus cenizas una y otra vez. Cuando no es una, es otra la impulsa… Y todas, juntas -aunque algunas solo salgan en situaciones críticas de S.O.S.- contribuyen a su realización completa. No somos una sola versión, sino muchas versiones aunadas por un mismo YO SUPERIOR. Muchas diosas que habitan en nosotras, desde la virgen e intolerante Artemisa hasta la Afrodita más creativa y bondadosa en sus artes amatorias con esa conciencia difusa que todo lo ve, que todo lo siente.

«De la mujer ama de casa a la gran CEO«, en este blog queremos inundarnos de todas las mujeres que habitan en ti: Cuéntanos tu historia de superación y libertad.