Conocemos a María Nieves Sánchez, autora de Los ángeles de colores, una obra ilustrada por CrifØs y perteneciente a la colección La mirada de Daniel. Natural de Almagro, actualmente vive en Torralba de Calatrava un pueblo de Ciudad Real. A sus 34 años, está casada, es mamá de un niño de cinco años y su cuento está basado en hechos reales. Cuenta la vida de su hijo, el cual fue diagnosticado con TEA, con tan solo dos años y medio. Al principio fue duro porque no sabía cómo afrontarlo, y mucho menos comunicar a sus familiares y amigos esta «etiqueta impuesta» para su hijo. Sin embargo, esa frustración y rabia la volcó en escribir cuentos, para poder desahogarse e intentar llevarlo lo mejor posible; trabajó duro con él, y todos los días se inventaba un juego nuevo, que a veces funcionaba y otras veces no, pero no se rindió. Y hoy lo está escribiendo para muchas mamás y papás, que si leen esto, quiere que sepan que les entiende.

Los ángeles de colores

Este cuento está basado en hechos reales y todo comienza en un colegio mágico lleno colores, y un maravilloso ángel blanco que es nuestro protagonista, y que descubrirá que todos los ángeles pueden hablar, aunque él no los entiende al principio, pero a lo largo del cuento todo cambiará…

A través de este cuento, se pretende dar a entender que hay niños muy diferentes, pero que si los demás les tienden la mano, juegan juntos y les enseñan la importancia de la humildad que todo llevamos dentro, nadie se sentirá solo y todos aprenderán lo mismo pero unidos, porque a los niños hay que hablarles con la verdad, y decirles que ellos pueden ser maestros para otros, porque todos necesitamos esa sonrisa que nos abre muchas puertas para nuestro aprendizajes.

«El valor central del cuento es el compañerismo. Los niños comparten aficiones, juegos, hacen volar su imaginación creando un mundo idealizado y mágico.»

Si tuvieras que explicarle a alguien de qué trata Los ángeles de colores, ¿cómo la presentarías?

Ante todo, decir que el cuento es una mezcla de un hecho real, por la experiencia de mi hijo y fantástico, por el tema de los ángeles, dónde se muestra metafóricamente situaciones de lluvia y truenos, pero al final del todo hay gente con poder en la mirada especial que hace que todo cambie y concuerde.

Tuve insomnio durante muchos días por lo que estaba ocurriendo con mi hijo y entre una de esas noches, decidí que lo que llevaba dentro de mi tenía que salir para contárselo al mundo.

El tiempo es oro y más cuando se trata de la evolución de los niños, así que me dispuse a trabajar con mi hijo, no voy a negar que los días se me hacía cortos y las noches muy largas, pero la constancia y perseverancia tienen sus frutos y así fue como el “Hola” se convirtió en un “Adiós”. Ésta palabra supuso el principio de un niño mágico que comenzó a hablar.

Comenzando desde el origen, en tu caso, estando tu cuento está basado en hechos reales, ya que cuenta la vida de tu hijo, ¿Cómo comenzaste a escribir Los ángeles de colores

Comencé a escribir a modo de terapia. Este cuento es fruto de un día muy trágico, ese día me sentí perdida. Por respecto a esa persona no hablaré de ello, pero gracias a ésta saque toda mi fuerza y energía para escribir este cuento. Me autoconvencí de que de algo malo siempre sale algo bueno. Sin duda alguna para mí fue un aprendizaje.

¿Cuáles son los valores principales que destacarías de Los ángeles de colores?

El valor central del cuento es el compañerismo. Los niños comparten aficiones, juegos, hacen volar su imaginación creando un mundo idealizado y mágico. Al contrario que los adultos los niños no juzgan por sexo, edad, raza y capacidad. Definitivamente, los niños tienen mucho que enseñarnos.

Algo muy destacado de esta obra es que pretende dar a entender que hay niños muy diferentes ¿Cómo está presente ese mensaje dentro de Los ángeles de colores para que llegue a los niños?

La diversidad existe y quien diga lo contrario miente. Cada niño tiene un ritmo de aprendizaje diferente, el físico también lo es, al igual que la personalidad y la manera de expresarse. En esta historia prima la manera de comunicarse dado que siempre hay Ángeles Blancos y no importa si hablan o no, si llevan gafas o sí tiene una comprensión fuerte, lo primordial es mirar a través de otros ojos.

Considero que la sociedad nos ha hecho ser crueles e irrespectuosos con las personas diferentes y en ese sentido, deberíamos cambiar el chip porque estamos en la tierra de manera transitoria y todo lo que podamos hacer para ayudar a los demás es felicidad para nosotros mismos.

Volviendo un poco a tu infancia, de pequeña, ¿Cuál era tu cuento favorito?

Mi cuento favorito es La Cenicienta porque me siento identificada con ella. Me gusta el contexto mágico que crea y la moraleja que enseña de que con esfuerzo todos tus sueños pueden hacerse realidad.

Tu familia y amigos seguro que han sido un apoyo para iniciar esta aventura con BABIDI-BÚ, ¿Cómo han influido en este paso?

Mi familia me ha influido favorablemente, sobre todo mi sobrina Teresa que es la profesora del cuento. Ella es maestra de educación primaria y me ha ayudado mucho en este proyecto. También quiero agradecer a mi amigo Lorenzo, para mí es uno más en la familia. Está siempre con nosotros para darnos esos maravillosos consejos.  A todo el pueblo Torralba de Calatrava que se ha implicado en este cuento. Y no puedo terminar sin antes agradecer al colegio de mi hijo Santísimo Cristo del Consuelo, en particular a su directora Esther y a todo el profesorado y trabajadores del centro y a los padres y madres que me apoyaron en todo momento.

Las ilustraciones han sido realizadas por Crif0s, ¿Cómo ha sido trabajar con él?

Ha sido una experiencia super emocionante, aún recuerdo los primeros bocetos que me pasó, me eché a llorar de la sensibilidad que plasmaban. Trabajar con él para mí ha sido un honor y un privilegio porque es un artista.

Mi hijo le mandó un mensaje para agradecerle lo de sus mascotas porque él ha hecho los dibujos con una realidad impactante. Además, CrifOs sin conocer a los niños ha reflejado muy bien sus cualidades.

¿Cómo definirías el estilo de las ilustraciones de Los ángeles de colores?

La definiría como emotivas ya que con solo ver las ilustraciones te llegan al alma. No me imagine nunca como quedarían y cuando las vi me quedé asombrada. En CrifOS he visto un artista con gran potencial y con una enorme capacidad de transmitir por eso me encantaría seguir trabajando con él en un futuro

¿Cómo llegaste a BABIDI-BÚ y cómo ha sido tu experiencia publicando literatura infantil?

Lo vi en internet y me fascinó porque son las palabras mágicas de la Cenicienta, que como he contado antes, es mi cuento favorito. Cogí un papel y un bolígrafo y apunté el nombre de la editorial. Al principio pensé que era una fantasía mía el poder llevar este cuento a una editorial pero tras hablar con Lali, la maravillosa maestra de mi hijo, me decidí a enviarlo.

Por último, ¿qué le dirías a un autor novel que quiere adentrarse en el mundo de la literatura infantil y publicar su primer libro?

Lo primero que le diría es que lo intentará porque la negativa de que no va a poder publicarlo ya la tiene de antemano, pero el sí, nunca se sabe si ocurrirá. Cuando me llamo María y me dijo que aceptaban mi historia yo irradiaba felicidad. Soy una persona muy positiva y sabía que los sueños se pueden cumplir. BABIDI-BÚ es una editorial que como bien dice: “hace que los sueños sean reales”. El trabajo que han hecho con mi cuento es para mí, una obra de arte. Cuando me llegó el cuento desde Sevilla, mi sensación fue la de “tener un nuevo hijo”

Sin más, no puedo estar más agradecida a BABIDI-BÚ por brindarme esta oportunidad que voy a aprovechar y a trabajar con gran tesón para que llegué muy lejos, en honor a todo el trabajo del equipo.

Sé el primero en escribir un comentario.

Deja un comentario