Me equivoqué al quererle

Me equivoqué al quererle,
Yo no estaba sola.

Me equivoqué al sentir
Las huellas de sus ojos por mi boca.
Tenía el tacto metido en la piel,
Y no pude negarme.
Nacía imprudencia por cada
Intención de venir a ganarme.

Guardé toneladas de dudas
Y nervios bajo la ropa
Y a medias fui otra.

Tiraba de mí con la fuerza
De aquello que mueve montañas,
Mientras la vida más pura
Y más vida jamás me dejaba..

Me equivoqué al querer
La inercia de mi piel.

Llévenme ahí río abajo.
Junto mis muñecas
A la altura de mi cara,
Con vergüenza y rabia declaré
A este amor una emboscada.

Llévenme ahí río abajo.
Hagan que la soledad me cure,
Sentir no entiende de dominios.
Quién tumba al perdedor desde su cumbre…

De tierra y sal puñados
Para tomar conciencia.
Dolor envuelto
En la misma saliva
Que demandaba urgencias.

Me equivoqué, señores,
Sí, no merezco asiento, no, no, no,
No me perdonen, no me perdonen.

Sudé por sus mejillas,
Y todo discurso
Se quedó en borrones.
Me equivoqué
Me equivoqué, me equivoqué.

Amé hasta su forma de callar

De callar mi nombre.

Vanesa M.

¿Que por qué Vanesa Martín es la mejor cantautora española en el momento actual?

Juzguen ustedes mismos, señores. ¿Quién no puede sentir que se le desgarra algo por dentro al escuchar esta canción?

Y es que, esta pasada noche a las 00.00 h., se ha lanzado el esperadísimo nuevo disco de Vanesa Martín, con este decimocuarto tema maravilloso, que los adictos a Vanesa ya esperábamos desde hace tiempo: «Me equivoqué», una canción que Vanesa ha cantado muchas veces en concierto con Miguel Poveda, pero que no encontrábamos en ningún disco.

Además de esta belleza, podemos encontrar 15 joyas más en «Todas las mujeres que habitan en mí» que iremos degustando poco a poco.