¿Cómo fomentar la lectura en los más pequeños?

Estos días de cuarentena se hacen cuesta arriba en algún momento, especialmente para los más pequeños de la casa. Sin embargo, tenemos que verlos como una oportunidad para fomentar la lectura entre ellos y conseguir que se enganchen. Todos sabemos que la lectura es la llave maestra que nos abre la puerta a la cultura sin fronteras, a miles de universos inabarcables y a conquistar el poder de la imaginación que nos permite soñar, incluso estando despiertos.

Por ello, en estos días de permanecer en casa para hacer frente al coronavirus, la lectura tiene que ser nuestra aliada. Para facilitar que los más pequeños se familiaricen con el universo literario os dejamos algunas herramientas.

Los adultos somos su mayor ejemplo

No podemos pretender que nuestros hijos empiecen a leer si nosotros no lo hacemos. Deben vernos con libros entre las manos y disfrutando de la lectura en nuestro tiempo libre, porque ellos van a imitarnos y a preguntarnos y así vamos a fomentar la lectura.

Además, es muy útil que dediquemos un espacio de la casa o de su habitación, como una estantería, para guardar sus cuentos y libros.

Estas semanas hemos de aprovechar la cuarentena, no solo para ver películas o series, sino para coger ese libro que nos regalaron en Navidades y aún no hemos tenido tiempo de abrir. Sustituir un tipo de ocio por otro también es necesario para cambiar el de los más pequeños.

Establecer una rutina

Para sobrellevar la cuarentena es esencial mantener un horario y cumplirlo. Esta rutina debe mantenerse y la lectura tiene que estar incluida en ella. Por ejemplo, leer un cuento o terminar un capítulo antes de irnos a la cama o incluir los libros en el tiempo de juego después de hacer los deberes.

Elegir las historias sin quitarles libertad

Cuando son pequeñitos lo ideal es leerles cuentos repletos de imágenes para que puedan seguir las historias a través de ellas y su imaginación vuele. A medida que crezcan irán desarrollando sus gustos personales y, aunque nosotros podamos aconsejarles y orientales, hemos de darles libertad para que elijan las historias que les parezcan más interesantes.

Una buena idea, ahora que pasamos más tiempo con nuestros hijos, es elegir libros con temáticas diferentes para que ellos pueden descubrir todos los estilos, autores y géneros.

Responde a sus dudas y ayúdales a gestionar sus sentimientos

Muchos libros pueden generar ideas o pensamientos que antes no rondaban por su cabeza. De ser así, hemos de responderlas y explicárselas para estimular su imaginación y ampliar sus conocimientos.

Además, estos días estarán llenos de incertidumbre para ellos. Por eso, debemos resolver cualquier duda que tengan de la situación y ayudarles a gestionar sus sentimientos. Aunque no sean tan conscientes de la situación, no debemos pensar que el coronavirus es inherente a ellos, porque se dan cuenta de todo lo que sucede. Podemos tratar de explicárselo a través de un cuento y, posteriormente, comentarlo con ellos y hablarlo para que no quede ninguna duda en el tintero.

Fomenta las visitas a librerías y bibliotecas cuando todo acabe

Promételes que cuando la cuarentena acabe los llevarás a dos sitios muy especiales: las librerías y las bibliotecas. Explícales que son sitios muy especiales repletos de historias maravillosas, en los que podrá compartir sus cuentos y libros favoritos con otros niños.

La lectura marcará de una forma muy positiva el camino personal de los más pequeños. Si se familiarizan con los libros desde niños, se convertirán en grandes lectores cuando sean mayores y los transmitirán a sus hijos. Sueña e imagina con ellos, que estos días de cuarentena es más necesario que nunca.