El público infantil, y especialmente aquellos que están comenzando a leer, pueden tener ciertas dificultades para entender el mensaje que les quieren transmitir los libros infantiles. En ese momento, entran en juego las ilustraciones. El niño o niña aumentará su capacidad de entendimiento a medida que vaya creciendo y adquiriendo la habilidad de la lectura, pero para ello, las ilustraciones son un apoyo fundamental que los hará mejorar y aprender.

Las ilustraciones que acompañan a los libros infantiles no solo ayudan al niño a conocer a los personajes que intervienen en la historia e identificarlos rápidamente, sino que también les permite seguir el hilo conductor de la historia de forma visual, lo que les hace adentrarse en la historia y entenderla. Por esa razón, aunque la comprensión lectora de este público infantil no sea muy alta, el apoyo del texto mediante el uso de ilustraciones le facilitará la tarea de entender qué mensaje les manda el libro. Es aquí donde reside la importancia de las ilustraciones a la hora de publicar libros infantiles.

Las ilustraciones dan vida a los cuentos infantiles y son un complemento indispensable para transmitir los mensaje de manera correcta a los más pequeños. La labor de los ilustradores forma parte muy activa del proceso de edición de un cuento infantil. Por ello, a través de nuestro ilustrador Iván Alfaro os mostramos cómo se ilustra un cuento y cuáles son los pasos a seguir:

Documentación y reunión con el/la autor/a

En esta primera fase el objetivo es conocer de una forma más cercana el tema y la historia del cuento a ilustrar y para eso cuento con la ayuda de la autora de texto. Tras la lectura del cuento, intento reunirme con la autora y si no es posible por la distancia geográfica, mantenemos una conversación por teléfono o Skype. En esta reunión lo primero que hacemos es elegir el estilo visual general del libro.

A lo largo de mis años de trabajo como ilustrador he desarrollado distintos estilos en el diseño de personajes: Unos más infantiles, otros más juveniles y con distintos niveles de detalle dependiendo del público destinatario. Le pido a la autora que consulte mi portfolio de ilustraciones para que elija el estilo que más le guste y el que más se ajuste al proyecto. También le pido referencias personales que quiere que se reflejen visualmente en la ilustración. Por ejemplo, en el libro “Una dolça abraçada, de Sarai Bertomeu, la autora me pidió que la protagonista tuviese un aspecto concreto, especialmente en el diseño de su peinado, con moño y cabello ondulado.

Y en el libro Busco acompañante para el día de Navidad”, Mariel, su autora, quería que su historia se desarrollara en un bosque con lugares emblemáticos de la población en la que reside, como pozos, puentes y masías. Cualquier detalle hace el libro un poco más personal y lo llena de esencia y vivencias propias. Si es necesario, les pido fotografías e imágenes que sirvan de referencia y me ayuden a resolver el diseño.
Para los jóvenes lectores de estos libros me gusta llamar su atención con personajes de carácter cómico, que transmitan ternura, y con formas grandes y definidas. En mis ilustraciones predomina el color sobre la línea. Me gusta combinar colores vivos, con fuerte contraste.

Bocetos y diseño de personajes

En esta fase comienzo con el diseño del personaje/s principal, el más importante y el que dará vida a la historia. Tras un estudio de varios diseños, escojo el boceto que mejor transmita la esencia del personaje y hago una versión final a color. Para ello lo primero que hago es escoger una paleta de color para el libro. Mi estilo se caracteriza por una gama cromática brillante y de colores vivos, en la que incluyo una variedad bastante amplia y contrastada de tonalidades.


Después continuo diseñando los personajes secundarios, en función del diseño general del libro y las características de dibujo del personaje principal, en cuanto a anatomía y proporciones.

Distribución del texto y storyboard

Antes de empezar a ilustrar el cuento es necesario saber qué partes del texto son importantes y claves en la historia, escogerlas y complementarlas con la ilustración. También es importante antes de empezar, distribuir el texto a lo largo del número total de páginas que va a tener el libro. Así sabremos de cuánto espacio disponemos en el formato para nuestra ilustración.

Distribución del texto en el proceso de ilustración

Una vez hemos dividido el texto, es el momento de hacer el storyboard, un conjunto de ilustraciones presentadas de forma secuencial con el objetivo de servir de guía para entender la historia y planificar la estructura del libro. El story es básicamente una serie de viñetas que se ordenan conforme a la narración del texto. Así ajustamos de forma exacta el número de ilustraciones que necesita el cuento. A mí personalmente me gusta que las páginas de un libro ilustrado combinen, y vayan alternando, primeros planos y planos generales, para hacerlo más enriquecedor y variado visualmente.

Storyboard en el proceso de ilustración

Para la creación de cada escena me gusta aportar una visión complementaria al texto, con personalidad propia y nuevos matices que no están presentes en la lectura. Creo que debe contener mi propia esencia como ilustrador. Al leer el texto, me imagino la escena y las cosas que el texto no cuenta, y que enriquecen visualmente la lectura.

En esta fase también componemos el diseño de ilustración+texto, y cómo se relacionan entre sí. En algunas ocasiones nos interesa que el texto se entrelace con la ilustración y otras veces simplemente es un bloque a modo de párrafo en una página junto a la ilustración, o integrada en la misma. En el formato de álbum ilustrado, por ejemplo, la ilustración cobra un gran protagonismo y se busca una combinación especial con el texto. En el libro “Una dolça abraçada”, en la página que muestra a la niña protagonista con su abuelo, diseñé una composición en la que una estela de estrellas sale de la lámpara bordeando el texto que se encuentra junto a la ilustración.

Ilustración de escenas y coloreado

En esta parte del proceso hago una versión más elaborada y detallada de la escenas esbozadas en el storyboard y después me dispongo a colorear de forma digital. Para comenzar, en Photoshop preparo el archivo en el formato adecuado para imprimir, al tamaño del libro + sangrado y a 300 ppp. Trabajo en formato de color RGB, el más apropiado en pantalla. Introduzco el boceto a lápiz y partiendo de ahí comienzo a dibujar y pintar todas las formas, usando la gama de colores que he escogido previamente al crear la paleta de color.

La paleta de color en la ilustración de un cuento

Agrupo los elementos en carpetas con capas separadas para después facilitar la edición de la imagen. En Photoshop empleo pinceles y técnicas de pintura semejantes a las técnicas tradicionales como la acuarela o el gouache y hago uso de imágenes escaneadas de diversos papeles superpuestas en distintos modos de fusión, que dan a la imagen final un aspecto con textura de papel.


Cuando tengo las ilustraciones finales las convierto al modo de color CMYK, el adecuado para imprenta, y las entrego para la posterior maquetación del libro.

Resumen y pasos de cómo ilustrar un cuento

Como ilustrar un cuento infantil

Documentación y reunión el autor o autora

el objetivo es conocer de una forma más cercana el tema y la historia del cuento a ilustrar y para eso cuento con la ayuda de la autora de texto. En esta reunión lo primero que hacemos es elegir el estilo visual general del libro.

Hacer la distribución del texto

Es nececesario establecer qué partes del texto son importantes y claves en la historia, escogerlas y complementarlas con la ilustración. También es importante antes de empezar, distribuir el texto a lo largo del número total de páginas que va a tener el libro

Hacer el storyboard

Consiste en hacer un conjunto de ilustraciones presentadas de forma secuencial con el objetivo de servir de guía para entender la historia y planificar la estructura del libro. El story es básicamente una serie de viñetas que se ordenan conforme a la narración del texto

Ilustración de escenas y coloreado

En esta parte del proceso hago una versión más elaborada y detallada de la escenas esbozadas en el storyboard y después me dispongo a colorear de forma digital. Para comenzar, en Photoshop preparo el archivo en el formato adecuado para imprimir, al tamaño del libro + sangrado y a 300 ppp

Entrega del trabajo para maquetación

Cuando tengo las ilustraciones finales las convierto al modo de color CMYK, el adecuado para imprenta, y las entrego para la posterior maquetación del libro.

Iván Alfaro, pasión por la ilustración

Iván nació en Valencia y desde niño sucumbió al mundo de los cuentos y la fantasía, empezando a dibujar sus propios libros. Desde entonces da vida a personajes que hablan de su universo mágico, construyendo así un puente hacia su infancia y la de los amantes de los cuentos de hadas. Conocemos un poco más a uno de los ilustradores de BABIDI-BÚ.

¿Cómo comenzaste en la ilustración de libros infantiles?

Hace años diseñé un portafolio y lo envié a varias editoriales que me gustaban en aquel momento y con las que quería trabajar. Recibí respuestas de algunas pero ninguna propuesta de trabajo. Yo continué con mi trabajo como diseñador gráfico en publicidad, y poco tiempo después una agencia de ilustradores de Australia se interesó por mi trabajo y con ellos publiqué mi primer cuento, “Little Bulldozer” del que ya he ilustrado dos secuelas. Después aproveché que finalizaba mi trabajo en publicidad para buscar nuevas oportunidades en el mundo de la ilustración infantil y me llegaron propuestas para ilustrar nuevos libros de otras editoriales, entre ellas BABIDI-BÚ.

¿Cómo definirías tu estilo artístico ilustrando?

Me gusta crear ilustraciones evocadoras que trasladen al lector a un mundo de ensoñación. Creo que mis ilustraciones transmiten ternura y magia, inspirada por el mundo de la fantasía. Combino colores vivos, con fuerte contraste y en algunas ocasiones reduzco la paleta cromática para darle un aire más nostálgico. Hago uso de texturas y contrastes de luz que dotan de expresividad y profundidad las escenas. En otras ilustraciones, muestro un carácter más cómico y divertido, con muñecos y muchos colores brillantes.

¿Cómo es la experiencia ilustrando cuentos infantiles en BABIDI-BÚ?

Ilustrar los libros para Babidi-bú es una experiencia enriquecedora, he podido trabajar junto a las autoras, y ser partícipe del proceso para hacer realidad la ilusión de publicar sus cuentos me hace muy feliz. Además la editorial produce unos libros de mucha calidad, con bonitos acabados, que llaman la atención de los pequeños y grandes lectores.

¿Cuál es tu mayor sueño como profesional de la ilustración infantil que te queda por alcanzar?

¡Aún tengo muchos sueños por alcanzar! El mayor sueño es seguir trabajando en esto toda la vida y llegar a hacerme viejecito ilustrando libros infantiles. También me gustaría mucho ilustrar algún clásico de la literatura infantil y juvenil, pues tengo muchos recuerdos de infancia con grandes personajes y me gustaría darles vida

desde mi propio estilo.


Al ser una editorial infantil, en BABIDI-BÚ, fundamentalmente, estamos interesados en la ilustración infantil, ya sea digital, lápiz, óleo… Pero también ilustramos novelas juveniles, por lo que no te preocupes, haznos llegar tu propuesta y la valoraremos
Tan solo tienes que rellenar el formulario que encontrarás al inicio de esta página y cumplimentar todos los campos correctamente para que podamos valorar tu candidatura
Sí, también nos encargamos de publicar estos libros que nos hacen llegar algunos de nuestros ilustradores. Envíanos el manuscrito en nuestra página de contacto
Deberás indicarnos tu nombre artístico, tu provincia o país de residencia, un perfil web o red social, además de tu correo y un número de teléfono para poder incluirte en nuestra base de datos
No, en el registro te pedimos que nos hagas llegar una web/red social, porque es lo que le ofreceremos a los ilustradores para que valoren vuestro trabajo
La selección del ilustrador para una obra se realiza mediante un consenso entre editorial y autor, en base a las características del manuscrito

¿Tienes más preguntas? Contacta con nosotros

Contacta con nosotras

Llámanos o pídenos que te llamemos para pedir asesoramiento