▷ Consejos para ser un buen escritor de literatura infantil

consejos-ser-buen-escritor

Últimamente tienes en tu cabeza una idea para contar una buena historia. Es la mejor que se te ha ocurrido y, por mucho que quieras, no se decide a abandonarte. Ya no hay vuelta atrás. Necesitas contar esa historia y qué mejor forma que hacerlo que escribiendo un libro. Sin embargo, el escribir un libro es una tarea que te resulta complicada. O aún no lo has intentado o te has visto atascado en algún punto de llevar la historia al papel. En Babidi-bú te ofrecemos alguno de los consejos para ser un buen escritor de literatura infantil y lograr escribir tu obra.

Pasos previos a ser un buen escritor de literatura infantil

Lograrlo no es una tarea sencilla. De hecho, a lo largo del camino desde que comiences tu historia hasta que consigas ponerle fin, te surgirán mil y una complicaciones. Porque, no nos engañemos, ser escritor no es una tarea sencilla. Requiere de un sin fin de horas, una constancia para sacar un rato cada día en el que ponernos a narrar nuestra historia. Aun así, el resultado merece muy y mucho la pena. Antes de esbozar los consejos que vamos a ofrecerte para ser un buen escritor de literatura infantil, te ofrecemos una serie de pasos previos.

El primero, y como no puede ser de otra forma, es que tendrás que ser un gran lector. Ya sabes el dicho, un buen lector puede ser un gran escritor, pero un mal lector nunca podrá ser un buen escritor. Ahora bien, no solo implica ser un buen lector. Si quieres escribir libros infantiles también es necesario que sepas qué se publica y cómo se hace. A los niños no podemos atosigarles con una novela de veinticinco capítulos. Por no hablar de la redacción. Si quieres escribir libros infantiles, debes leer libros infantiles, ya que para escribirlas deberás adecuar la historia a sus necesidades.

Además de leer, otra de las opciones es formarte. Aunque si bien es cierto que en España no existe una carrera para ser un buen escritor, sí existen talleres de escrituras y cursos de formación para aprender habilidades que te permitan desarrollar tu libro y escribir tu propia historia. Aun así, este sería un paso opcional, ya que no habrá mejor fórmula para convertirse en escritor, que la de tener una buena historia y el deseo por compartirla. Al final, que consigamos ser escritores o no dependerá de la constancia que tengamos para sentarnos frente al papel y comenzar a darle vida a nuestro libro.

 

 

Consejos para ser buen escritor de literatura infantil

Antes de empezar a detallarte aquellos pasos que debes de seguir para escribir un libro y no caer en el intento, tienes que saber que no hay una única forma. Te ofrecemos una guía con aquellos pasos que creemos importantes, pero ni mucho menos es una fórmula cerrada que garantice el éxito. Puesto que, al final, que consigas o no escribir esa historia que te ronda en la cabeza va a depender sólo y exclusivamente de ti. De las ganas que tengas por contarla y la capacidad que logres tener para pasar tu historia al papel. Aquí van los consejos para ser un buen escritor de literatura infantil.

Disciplina y constancia

Como te decimos, tener la disciplina y la constancia de ponerte cada día a escribir es una de las cualidades sobre las que tendrás que trabajar. A la hora de escribir un libro, la frustración, la desgana, las ganas de dejarlo todo… serán sentimientos que nos van a aparecer, desafortunadamente, en más de una ocasión. Tener un método, unas horas dedicadas para ponernos a escribir, un espacio habilitado para ello…

Aun así, no podemos obviar que la inspiración nos llega cuando nos llega. Habrá días que te sientes en la silla, con todo preparado y dispuesto para escribir y que no fluya. De la misma forma que podrás estar cocinando o dando una vuelta y que ahí esté esa maravillosa idea que nos permitirá avanzar en nuestra historia. Por tanto, en este camino entre inspiración y constancia, tendríamos que buscar la forma de aunar ambos para ir dando forma a nuestro libro.

Contar una buena historia

Sin duda, será uno de los mejores consejos que podemos ofrecerte para ser un buen escritor de literatura infantil. A la hora de escribir cualquier libro, no sólo infantil o juvenil, tenemos que conseguir contar una historia que sea capaz de atraer al lector. Que le despertemos la necesidad de sumergirse en las páginas de nuestro libro. Que a medida que vaya leyendo quiera más y más. Pero, como te habrás imaginado, esta no es una tarea sencilla, sino todos estaríamos escribiendo libros y siendo escritores de éxito.

Y ¿de dónde sale esa idea para contar la historia? De tu cabeza. Tú sabes cuál es la mejor historia que quieres contar y cómo quieres hacerlo. Primero debes saber qué quieres escribir, para luego adaptarlo al género que mejor te permita contarlo y cómo hacerlo. Como recomendación, sí te sugiero que escribas sobre aquello que te interesa, pero sobre todo de lo que conozcas. A la hora de escribir un libro infantil, debes de tener en cuenta que has de narrar una historia breve, con pocos personajes y pocas localizaciones. Ahora bien, que sea una historia breve no quiere decir que no esté trabajada. Aunque se trate de un público inexperto, la misión de estos libros es conseguir que los pequeños se interesen por la lectura y quieran seguir leyendo. Por tanto, deberemos trabajar en una historia que les resulte interesante y les despierte el interés por seguir leyendo.

Otro de los elementos que tendremos que tener presente a la hora de redactar el libro infantil es la enseñanza que transmiten. Es una de las misiones de la narrativa infantil, transferir un conocimiento o un comportamiento que se produzca en estas edades. La fábula de la tortuga y la libre, la cigarra y la hormiga… Son alguno de los ejemplos de cómo los autores introducen estas ideas en los niños. Pero, para que sea efectivo, deberemos crear una historia breve e interesante, para que no abandonen la lectura y aprendan esta enseñanza.

Elige un género narrativo para tu libro

Elegir un género narrativo no es más que seleccionar uno de los géneros para escribir nuestro libro infantil. Vamos a distinguir entre narrativa, ensayo, poesía y teatro. Al tratarse de libros escritos para niños, lo habitual es que el género que emplees sea el narrativo, aunque también podemos encontrar poesía y teatro adaptados a ellos. Es menos frecuente el ensayo, que sí podríamos encontrarlo en un libro de literatura juvenil.

La narrativa, en su origen, fue un género literario en el que el autor presentaba hechos legendarios, generalmente haciéndolos pasar por verdaderos o basados en la verdad. Su forma de expresión habitual es la narración, aunque pueden entremezclarse también la descripción y el diálogo. Hoy en día, es uno de los más utilizados a la hora de escribir libros, ya que con él se escriben novelas, libros, etc. Por su parte, el ensayo es el género que se define por la voluntad del autor de reflexionar sobre un tema ya sea de actualidad, histórico o filosófico. Este género es el menos comercial.

Asimismo, la poesía es el género en el que el autor transmite sentimientos, emociones o sensaciones respecto a una persona u objeto de inspiración. La expresión habitual del género lírico es el poema. Aunque lo normal es encontrarlo en verso, también encontramos poesía escrita en prosa. Por último, el género teatral o dramático es aquel que representa algún episodio o conflicto de la vida de los seres humanos por medio del diálogo de los personajes. Sus rasgos más característicos son el uso del diálogo y que no aparece la figura del narrador. Este género se escribe para ser representado, por lo que abarca todo lo escrito para el teatro.

Para adecuarlo a tu historia

No es más que la idea que te explicábamos en el segundo apartado. Si quieres escribir un cuento infantil, deberás adecuarlo a un género narrativo corto, con un lenguaje sencillo, pocos personajes, pocos escenarios… Es adecuar tu historia al público al que te vas a dirigir. Recuerda siempre que es un público inexperto. Los niños están empezando en la lectura y debemos crear una historia sencilla, que puedan comprenderla y quieran seguir leyendo.

Como decíamos anteriormente, lo más frecuente es optar por un cuento, ya que es el género que mejor te permitirá trabajar con los niños. Es frecuente que, a la hora de escribir un cuento infantil, a los niños se le transmita una moraleja o una enseñanza para su día a día. A través del cuento, muchos autores han logrado transmitir esa enseñanza en medio de las páginas de una historia breve e interesante que capte su atención.

Consejos para lograr el éxito como escritor de literatura infantil

El mejor de los consejos que podemos ofrecerte para ser un buen escritor de literatura infantil es, como te explicábamos, escribir una buena historia. Que esté bien estructurada y escrita, que sea capaz de captar la atención del público. Sin estos ingredientes, será prácticamente imposible que el libro que procedamos a escribir tenga éxito en las ventas. Además de las claves que te hemos ofrecido para escribir un libro, aquí te ofrecemos también una serie de consejos que te ayudarán a la hora de escribir el libro infantil.

El primero que vamos a destacar es la claridad y la objetividad. Como te recordamos, estamos hablando de un libro infantil o juvenil que va destinado a un público que, o bien no ha leido nunca, o bien está empezando. Debes evitar buscar un vocabulario complejo,optando por una redacción sencilla y clara. Si no entienden el libro, ¿cómo van a leerlo? También debes trabajar en la división del texto a partir de los títulos y subtítulos. Estructura la historia de forma que su lectura sea amena y apetecible. Además de estos elementos, también puedes servirte de viñetas, ilustraciones, etc. que enriquezcan el escrito.

A continuación, el siguiente elemento sobre el que puedes valerte para enriquecer tu relato es el buen uso de los signos de puntuación. Los signos de puntuación te permitirán crear para los niños una lectura más fluida. Hablamos de historias que apenas tienen texto, porque aún no tienen el hábito de leer. Deberás usar frases cortas separados por puntos, para que puedan seguir la lectura y no les resulte una tarea difícil. Recuerda que la misión del libro infantil es despertar en los niños el deseo por la lectura.

Otro de los elementos sobre los que tendrás que trabajar es en la búsqueda de sinónimos, para evitar repetir palabras. Ten en cuenta que los libros infantiles no tienen un vocabulario muy rico, por lo que tampoco podremos emplear palabras demasiado complejas, sino sencillas, para que las comprendan. Pero sí debes evitar repetir palabras, puesto que corres el riesgo de que también desconecten con la lectura.

También debes ser original con el relato que escribes. Esto va en la idea de no repetir lo que ya se ha hecho. ¿Para qué contar algo que ya existe? Aunque creas que, en la literatura infantil, todo está creado no es ni de lejos cierto. Hay infinidad de posibilidades crear un nuevo relato, nuevos personajes, nuevas historias, para transmitir una enseñanza al público infantil. Sé original y concéntrate en construir un nuevo relato que sorprenda a los más pequeños.

Y, por último, no olvides que, además de tener un buen principio, tu obra debe tener un buen final. Al tratarse de una historia corta, debemos lograr atraer la atención con un buen principio. La dificultad que tienen los libros infantiles es que debemos lograr impactar a los niños con un escrito que ha de ser breve. Al tener limitación en la extensión, debemos conseguir captar su atención con pocas palabras. Presenta la historia, plantea el nudo o el conflicto para el personaje principal y cierra con un final que transmita esa enseñanza para su día a día.

Conclusión

A pesar de estos consejos que te ofrecemos para ser un buen escritor de literatura infantil, no hay una fórmula exacta para escribir tu libro. El mejor consejo que puedes seguir para escribir un libro es querer narrar tu historia. Que tus ganas le puedan a la frustración que, sin duda, aparecerá. Será tu tarea como autor decidir el decidir qué es lo que quiero contarle a los niños, cómo voy a hacerlo, qué enseñanza voy a transimitir, etc. Pero siempre debes recordar que no hay nada más importante a la hora de escribir que ser tú mismo.

Preguntas relacionadas con cómo ser un buen escritor de literatura infantil

¿Cómo escribir un libro?

No hay una fórmula concreta. Tener una buena idea, leer mucho, hacer un esquema para organizar las ideas, trabajar en los capítulos, ser constante y tener inspiración, empleando un método a seguir para su escritura

¿Qué géneros existen para publicar libros?

Distinguimos entre narrativa, ensayo, poesía y teatro o dramático

¿Qué género es el mejor?

No existen un género mejor que otro. Dependerá del tipo de libro que quieras contar, pues en función de sus características, se asemejará más con uno o con otro género

¿Qué es lo más importante a la hora de escribir un libro?

Tener una buena idea que nos permita crear una historia innovadora e interesante para el público

¿Cuál es la extensión de un libro?

A partir de 49 páginas un escrito ya es considerado un libro. Una novela está comprendida entre las 60.000 y 200.000 palabras, estando la mayoría en torno a 80.000 o 90.000

¿Cuáles son los consejos para ser un buen escritor?

Tener disciplina y constancia, crear una buena historia, utilizar el género que sea óptimo para su redacción y tener en cuenta una serie de estrategias para alcanzar el éxito

¿Cuáles son las claves para escribir un libro?

La claridad y la objetividad, organizar el texto por partes, emplear correctamente los signos de puntuación, no repetir palabras, ni tampoco repetir a otros autores, céntrate en un buen principio, tanto en el libro como en los capítulos, además de un buen final

¿Qué editoriales existen a la hora de publicar un libro?

Hay 3. Las grandes editoriales, las editoriales independientes o la autopublicación

¿Qué formas de publicación existen para un libro?

La autoedición, la edición tradicional y la coedición

¿Cuál será mejor para mi libro?

Dependerá de las características de tu libro y de las pretensiones que tengas depositadas en él