▷ El diseño de un libro infantil

diseño-libro-infantil

Lejos de lo que pueda parecer, el diseño de un libro infantil es otro de los elementos fundamentales a la hora de crear un escrito. Estamos hablando de publicaciones que están dirigidas a un público que no tiene desarrollado el hábito de la lectura. Están dando sus primeros pasos para convertirse en lectores, por lo que hay que realizar un libro lo suficientemente llamativo para conseguir ese interés por leer la historia. Debe ser un libro muy visual, que permita la interacción del libro con éste y que sirva como un instrumento de aprendizaje. Porque, no lo olvides, todos los libros infantiles contienen un mensaje de enseñanza dentro de su historia.

Para llevar a cabo el diseño de un libro infantil, deberás trabajar en ciertos aspectos. Requiere de un conocimiento previo en esta materia, porque el libro, a pesar de que sea infantil, ha de tener el aspecto más profesional posible. Es por ello que muchos autores que no tienen este conocimiento, encargan el diseño de su libro a los profesionales de una editorial. Como verás más adelante, ambas opciones son válidas para hacer el mejor diseño de la historia que has creado. ¿Cómo hacerlo? En BABIDI-BÚ te ofrecemos las claves para trabajar en el diseño de un libro infantil.

Ten claro qué es un cuento

Lo primero que tenemos que valorar en el diseño de un libro, qué tipo de publicación es. Los libros infantiles son relatos breves, que cuentan con un lenguaje sencillo y que están dirigidos a los más pequeños. Son pequeñas historias que cuentan con una enseñanza en el transcurso de la historia, tienen pocos personajes, algunos diálogos y pocos escenarios. Y es por eso, que el diseño en estos cuentos infantiles es tan importante. Porque serán el mejor acompañante de la historia que escribamos.

Así, la elección de las imágenes, las ilustraciones que aportemos… Todo tiene que ir sujeto a la idea de que el libro infantil es como un juguete. Un juguete con el que los niños interactúan, aprenden y, sobre todo, deben divertirse. Como decíamos, es el primer paso que darán estos pequeños hasta convertirse en posibles lectores en un futuro. Por lo que, nosotros como escritores, debemos conseguir despertarles ese deseo por la lectura. No será una tarea sencilla, puesto que lograr que un niño nos preste su atención tiene una tremenda y laboriosa dificultad. Por ello trabajamos en el diseño.

Ahora que ya tenemos claro qué es lo que nos pide un libro infantil, tenemos que trabajar en los diferentes elementos que integran su diseño. Como explicábamos, hay que trabajarlos de la forma más profesional posible, ya que esto influirá en su posterior publicación y venta. Trabajaremos sobre las ilustraciones e imágenes, elección de la tapa, la tipografía, cómo realizar el diseño y su vinculación con la historia.

El diseño de las ilustraciones en el libro infantil

Sin lugar a dudas, las ilustraciones juegan un papel fundamental en los libros infantiles. Son los dibujos o los grabados que estarán dentro de nuestro libro (también en la portada), que servirán de acompañante a la historia que estamos contando. ¿Pero por qué son tan importantes? Porque ayudan a la comprensión de los niños. Juegan un papel fundamental para que entiendan la historia que les vamos a narrar. Y es por ello que es tan importante trabajarlas para insertarlas de la forma más profesional posible en nuestro escrito.

Al tratarse de lectores inexpertos, no comprenderán únicamente con el texto qué les estamos queriendo transmitir. Las ilustraciones supondrán una mejora en su capacidad de entendimiento, ya que serán un apoyo fundamental que los ayudará a mejorar y a aprender. Las ilustraciones permiten a los niños a reconocer a los personajes de un libro infantil e identificarlos. También les permite seguir la historia de forma visual, para adentrase en ella y entenderla. Es por ello, que es fundamental que las ilustraciones acompañen a la historia que estamos contando, para ayudar a los niños con la comprensión de nuestra historia. Si quieres conocer más razones sobre la importancia de las ilustraciones en los libros infantiles, accede al siguiente enlace.

El trabajo con las tipografías

Es otro de los elementos con el que deberás trabajar en el diseño del libro infantil. Como ocurre con las ilustraciones, la tipografía de nuestro cuento también deberemos adaptarla a los más pequeños. No será la misma que empleemos en un cuento infantil que en un libro adulto. La brevedad de la historia en los cuentos infantiles nos permite jugar con el tamaño de la tipografía, además del tamaño de las ilustraciones.

La tipografía que empleemos debe ser de un gran tamaño, para facilitar la lectura de los pequeños. Están aprendiendo a leer, por lo tanto, hay que usar una tipografía de gran tamaño y frases cortas, para evitar que se cansen leyendo o pierdan el interés por la lectura. Debe ser una tipografía legible, que sea atractiva para los pequeños. Además, debemos procurar, en la medida de lo posible, seleccionar tipografías con las que estén familiarizados. Esto implica usar tipografías que se parezcan a los libros de texto que usan en los colegios. Tipografías como sans serif, una de las primeras que aprenden. Una vez tengamos listo el diseño de las ilustraciones y la tipografía, es hora de trabajar con la selección de la tapa de nuestro libro infantil.

La elección de la tapa en el libro infantil

También juega un papel fundamental, la elección de la tapa en nuestro libro infantil. Hay dos formas de publicar nuestro libro, con tapa blanda o tapa dura. La tapa blanda es una publicación más barata a la hora de producir los libros. Es una elección más económica, que abaratará los costes de publicación. Sin embargo, es una peor elección.

Publicar con tapa dura supone una mayor ventaja, a pesar de su mayor coste. La tapa dura presenta una mayor calidad para tu obra que de publicar con la tapa blanda. Desde nuestra experiencia como editores especializados en literatura infantil, apostamos de manera rotunda por la edición y publicación de nuestros álbumes infantiles ilustrados en TAPA DURA. Tenemos ya una amplia trayectoria en la publicación de este tipo de libros.

Por esto, aconsejamos a todos los autores de libros infantiles que quieran publicar una obra que consideren de calidad digna para alcanzar el mejor estatus de calidad artística. Si quieres más razones por la que decantarte por la tapa dura para a publicar tu libro infantil, accede al siguiente enlace.

¿Cómo trabajar el diseño del libro infantil?

Trabajaremos sobre 3 elementos. El tamaño y la extensión, la portada (y la contraportada) y las páginas del interior. Como decíamos al inicio del post, recuerda que debes de tener conocimientos en el diseño de libros, sino es muy aconsejable contratar los servicios que te ofrece una editorial.

El primer aspecto que vamos a detallar es el tamaño y la extensión del libro. Y, como no, al tratarse de libros infantiles tenemos que adaptarnos a nuestro público. El tamaño del libro debe ser lo suficientemente grande para que los más pequeños puedan interactuar con este. Además, a pesar de que las historias de los cuentos son breves, la extensión de estos no tiene por qué serlo. Es mejor que tengamos, como explicaremos más adelante, un gran número de páginas, pero que estas no tengan una gran carga visual que canse la lectura de los pequeños.

En cuanto a la portada, y la contraportada como no, tendremos que realizar un diseño lo suficientemente atractivo que capte la atención de padres y niños. La portada es un elemento fundamental a la hora de realizar el diseño de un libro. Esta supone la primera interacción entre el libro y el autor, por lo tanto, es indispensable realizar un trabajo profesional y de gran calidad. De nuestra portada dependerá que el lector quiera comprar nuestro libro o no.

Por último, deberemos trabajar en las páginas interiores del libro. Como decíamos, puedes extenderla todo lo que quieras, pero no lo alargues en exceso. Usa las páginas para poner una tipografía grande, llénala de ilustraciones para ayudarte a contar la historia.

El trabajo con la editorial

Ya te hemos comentado la importancia de que tu libro tenga el aspecto más profesional posible. No es porque sí, sino porque el contar con un diseño profesional para tu libro determinará las ventas de este. Cuando adquirimos un producto, nos fijamos en todo lo que nos ofrece. Sus características, por qué este y no otro y, por qué no decirlo, también nos llama el diseño que tiene. Entonces, ¿por qué no trabajarlo en nuestro libro? ¿Por qué conformarnos con un diseño de poca calidad, si hemos realizado un arduo trabajo para construir nuestra historia? ¿No deberíamos optar a la mejor opción?

Si tienes conocimientos en diseño digital, no tienes por qué contratar este servicio con una editorial, ya que estarás capacitado para realizar un diseño de calidad. Pero si no es el caso y no dispones de un conocimiento de buen nivel, lo mejor es que sí te decantes por trabajar con una editorial. Todas las editoriales cuentan con un experto para el diseño de tu libro infantil. Esto no quiere decir que la editorial va a imponerte unas decisiones y tu libro va a perder tu personalidad. Ni mucho menos. Trabaja con una editorial que te ofrezca asesoramiento e interacción a la hora de diseñar tu libro infantil. Que cuente contigo a la hora de tomar las decisiones, que puedas decidir sobre qué ilustraciones poner, cómo va a ser la portada, etc…

Haz el diseño de tu libro con BABIDI-BÚ

Si bien es importante que trabajes en el diseño de tu libro infantil, más importante es que trabajes con una editorial que se preocupe por tu libro. En estos momentos, publicar con una editorial es más sencillo de lo que lo ha sido nunca. Puedes acudir a internet y, con una simple búsqueda, te aparecerán infinidad de resultados para que selecciones una editorial con la que publicar tu cuento infantil. ¿Pero por cual decantarse?

BABIDI-BÚ es una editorial independiente especializada en la literatura infantil y juvenil. Somos un equipo de profesionales que se encargará de todo el proceso de publicación de tu libro. Desde que recibamos el libro hasta su posterior publicación y distribución. Pero no estaremos solos en el proceso. En todo momento te informaremos de los pasos que tengamos que realizar, asesorándote en todos los pasos que empleemos. Será un trabajo conjunto, para que sepas qué es lo que estamos haciendo y para que nosotros sepamos qué es lo que quieres que se haga.

Para contactar con nuestro equipo de expertos, no tienes más que acceder a la página de contacto de nuestra web. Un miembro de nuestro equipo profesional estará encantado de atenderte y poder asesorarte con todas las dudas que tengas a la hora de publicar tu libro.

Preguntas relacionadas con el diseño de un libro infantil

¿Qué es un libro infantil?

Es una historia breve, que tiene un lenguaje sencillo, con pocos personajes y pocas localizaciones, que está dirigido a los niños

¿Cómo es el diseño de un libro infantil?

Deberá tener muchas ilustraciones, una tipografía de gran tamaño, ser muy visual y que llame la atención de los niños, para que se centren en la lectura

¿Cuál es la función del libro infantil?

Además de transmitir una enseñanza a estos pequeños lectores, también es el primer paso que dan hacia la lectura. Despertarán el interés de leer

¿Qué elementos se trabajan en el diseño de un libro?

El tamaño y su extensión, la portada y la contraportada, además de las páginas interiores

¿Qué es mejor para publicar un libro infantil, la tapa dura o la tapa blanda?

La tapa dura añadirá un carácter más profesional y de mayor calidad al libro infantil, por lo tanto es una opción más recomendable

¿Puede el autor realizar el diseño del libro infantil?

Sí, pero sólo si tiene conocimientos a nivel profesional, para que el libro salga lo mejor editado posible

Si el autor no tiene conocimientos en diseño, ¿quién lo realiza?

El autor contratará los servicios de diseño a la editorial con la que publicará el libro