▷ Cómo escribir un libro infantil de fantasía

como-escribir-libro-infantil-fantasia

La fantasía es una de las temáticas en las que todo puede pasar. Muchos autores nos han llevado por los mundos de fantasía que han creado entre sus páginas, con sus personajes mágicos y sus historias asombrosas. Magia, seres mitológicos, seres extraordinarios… En el mundo de la fantasía todo tiene cabida. Más aún si hablamos de literatura para niños, ya que por su inocencia nos permitirán crear un mundo mágico con un sinfín de posibilidades. Si eres un apasionado de la literatura fantástica, o bien quieres dar el primer paso para escribir tu propia historia, a continuación te ofrecemos los diferentes detalles sobre los que tendrás que trabajar para escribir tu propio libro infantil de fantasía.

Qué entender por fantasía

Antes de entrar a explicar las diferentes claves sobre las que tendremos que trabajar para saber cómo escribir nuestro libro infantil de fantasía, debemos definir que es la literatura fantástica. Lo primero que debes saber es que no hay una única definición sobre la literatura fantástica. Una de estas alude a un género narrativo basado sobre todo en los elementos de fantasía, dentro del cual se pueden agrupar varios subgéneros, entre los que están la literatura de terror, ciencia ficción o la literatura gótica. En este género participan fenómenos sobrenaturales y extraordinarios, como la magia o la intervención de criaturas inexistentes.

También es interesante que te decantes por uno de los subgéneros de esta literatura fantástica. En el caso de decantarnos por un libro infantil, debemos de tener en cuenta que a este público no podremos acercarles una serie de temáticas. Evita historias de horrores, de matanzas, de terror… Los niños deben de pasar un buen rato leyendo este libro, por lo que decántate por un mundo de fantasía, en el que los protagonistas hayan de vivir una aventura única (caso de la saga de Narnia). Aunque también puede ser una historia divertida, ambientada en un lugar mágico, etc. Como te decíamos al principio del post, al dirigirnos a los más pequeños, tendremos multitud de posibilidades para ambientar nuestra historia.

Cómo escribir un libro infantil de fantasía

Una vez nos ha quedado claro qué es el género de fantasía y cómo vas a ambientar tu historia, es hora de ponernos a trabajar en los diferentes elementos que componen un libro infantil de fantasía. Tendremos que trabajar sobre los personajes, nuestro mundo fantástico, las reglas que tendrá este mundo, además de la trama que va a seguir nuestra historia.

Crea personajes fantásticos

Como en toda buena historia, el desarrollo de los personajes será vital para el transcurso de nuestra trama. Te recordamos que, en los libros infantiles, no suelen aparecer multitud de personajes, puesto que los niños se perderían intentando memorizar a cada uno de ellos. Por tanto, es mejor que crees a pocos protagonistas, con algún que otro secundario y el villano. Al ser una literatura fantástica sí deberás hacer especial hincapié en la presentación de estos. Es importante que establezcas las reglas de tu mundo (esto lo harás en los escenarios), qué pueden y qué no pueden hacer los personajes, y que seas consecuente con ello.

Aunque hablemos de un mundo de fantasía, si en el transcurso de nuestro libro infantil el protagonista no ha volado en todo el cuento, no hagas que vuele al final o que sea un acto aislado. Pero, como te decíamos, es un mundo mágico. Si quieres que el protagonista vuele en el desenlace de la historia, puedes hacer que el protagonista busque una piedra mágica que le permitirá hacerlo. Los niños te permitirán total libertad a la hora de crear la historia, no temas en usar tu imaginación.

A pesar de que todo esté escrito, una fórmula que siempre funciona en los libros, sobre todo en los destinados a los más pequeños, es la de enfrentar al protagonista frente a un villano. Al ser en un mundo mágico, lo podemos enfrentar con magia, a lomos de un dragón, en otros mundos… Hay muchísimas posibilidades.

Tu mundo fantástico

Desafortunadamente, en el mundo de la literatura fantástica es muy difícil ser original. Prácticamente se ha escrito de todo, por lo que tendrás que emplear un gran esfuerzo en crear un cuento infantil de fantasía único. Y eso lo podrás conseguir a través de la creación de tu mundo fantástico. Como te decíamos en el anterior apartado, tu relato será tuyo siempre que establezcas las reglas de lo que puede pasar en él. Una forma de ser original en este género es que tu mundo y sus personajes atiendan a las reglas que tu quieras crear. Que sean de tu propia invención.

Que quieres presentar un mundo habitado por orcos, en el cual haya dos lunas, no haya gravedad ni agua y esta sea la misión de tus personajes. No hay problema con ello, pero siempre ha de cumplirse esta norma. Recuerda que hablamos de mundos fantásticos y de historias para niños, por lo que todo puede ocurrir en tú historia. Pero eso sí, déjala bien definida, para que no chirríe y estropee la lectura.

Las reglas, el eje para escribir nuestro libro de fantasía

Ya te venimos explicando la importancia que tendrá el desarrollo de las reglas de tu mundo de fantasía para tu cuento infantil. ¿Y por qué esta importancia? Las reglas que establezcas en tu mundo serán una guía que te permitirá avanzar a la hora de escribir tu relato. Cuáles son las características de tu mundo, qué posibilidades ofrece, cómo se van a comportar tus personajes en él… Son sólo algunas de las estrategias que te permitirán ir creando tu historia.

De igual forma, el desarrollo de tus personajes y las reglas también será muy importante, porque te permitirá avanzar en la trama de tu cuento infantil. Como te decíamos, no pasa nada porque tu protagonista vuele, o porque use la magia para batallar contra su enemigo. El problema está en que si estas capacidades no las ha usado antes en tu libro infantil, debes tener cuidado porque puedes presentar un obstáculo para el protagonista que podría haber resuelto con alguna de ellas. Imagina que has planteado la búsqueda de la piedra de la vida, la cual está en la cima de una montaña. ¿Por qué el personaje ha escalado la montaña, si la escena final es una lucha contra un dragón y nuestro personaje puede volar? ¿No podríamos habernos ahorrado ese ascenso? Para que no surjan estas preguntas es importante definir las reglas y seguirlas.

Construir una trama original

Será otro de los elementos en los que tendrás que incidir para crear tu relato. Hemos de recordarte que, al dirigirnos a los más pequeños de la casa, debes redactar una historia corta, ya que son lectores inexpertos que no están acostumbrados a libros de gran tamaño. Como exponíamos anteriormente, debes construir una trama que sea original, porque se ha escrito de casi todo en el mundo de la fantasía.

Otro de los elementos que se llevan a cabo en los libros infantiles es insertar una moraleja aplicable al estilo de vida de los pequeños. Una enseñanza encubierta en nuestro relato, que les enseñe un valor o un comportamiento de cara a relacionarse. Por ejemplo, podremos establecer un relato en el que un elfo muy avaro pierda a todos sus compañeros por su tacañería, siendo el final una lección de que, compartiendo sus riquezas, el elfo protagonista sea más feliz. Seguro que este relato ya lo has oído en algún otro cuento, pero si lo adaptas a tu mundo propio y con tus protagonistas, puede resultar una obra interesante y novedosa.

Publica tu libro infantil de fantasía

Una vez que ya sabes cómo escribir tu libro infantil de fantasía, es hora de ponerse manos a la obra y escribirlo. Puede que pienses que escribir tu libro infantil de fantasía sea la tarea más difícil. Pero puede que te sorprenda saber que publicarlo tampoco será una tarea sencilla. Para que un libro tenga su lugar en las librerías y los diferentes canales de distribución literarios, tendrás que llevar a cabo una serie de pasos antes de poner en venta tu libro. En la actualidad, si realizamos una búsqueda en internet nos encontraremos con infinidad de editoriales que nos ofrecerán publicar con ellos.

Sin embargo, ¿por cuál decantarse? Son muchos los pasos que hay que realizar, por lo que contar con una editorial que nos asesore durante todo el proceso es de vital importancia. En BABIDI-BÚ te ofrecemos toda la experiencia que hemos obtenido durante muchos años de trabajo en el mundo editorial. Nuestro equipo de expertos estará encantado de asesorarte en todos los pasos que hay que realizar, teniendo en cuenta tu opinión en todo momento, para que el libro siga siendo tuyo y no sufra una despersonalización. Accede a la sección de contacto en nuestra web, un miembro de nuestro equipo estará encantado de atenderte.

Preguntas relacionadas con Cómo escribir un libro infantil de fantasía

¿Qué se entiende por género fantástico?

Género narrativo basado sobre todo en los elementos de fantasía, dentro del cual se pueden agrupar varios subgéneros, entre los que están la literatura de terror, ciencia ficción o la literatura gótica

¿Cuáles son los elementos que tendrás que definir en un libro infantil de fantasía?

Los personajes, el mundo fantástico, las reglas y la trama

¿Qué subgénero puedes utilizar para un libro infantil de fantasía?

Al tratarse de literaturas para niños, deberemos emplear subgéneros de aventuras fantásticas, de ficción, cómicas, etc.

¿Cuál es el elemento más importante de un libro infantil de fantasía?

Las reglas que establezcas para tu mundo, ya que servirán como una guía para redactar tu historia

¿Qué es importante que introduzcas en la trama de un libro infantil de fantasía?

Una moraleja o una enseñanza que sirva en el día a día de los más pequeños

¿Cómo desarrollar el escenario del libro infantil de fantasía?

Puedes tener total libertad a la hora de construir tu mundo mágico en el que se desarrolle tu historia, pero deberás ser consecuente con las reglas que establezcas, para no romper el sentido de la lectura

¿Cómo definir a los personajes en un libro de fantasía?

Al igual que los escenarios hay un sinfín de posibilidades, pero deberás tener en cuenta las reglas con las que construyas a los personajes